El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Adra ha lamentado que el equipo de Gobierno del Partido Popular “vaya a gastar dinero de los ciudadanos en un contrato menor para adaptarse parcialmente a las Normas Subsidiarias de Planeamiento Urbanístico (NNSS), que además presenta diversas irregularidades”. En este sentido, los socialistas aclaran que “si tuviéramos aprobado el Plan General de Ordenación Urbana no sería necesario este tipo de contrato, sin olvidar que entre 2008 y 2010 se habilitaron subvenciones económicas por parte de la Junta de Andalucía para estos proyectos, pero el PP las rechazó y ahora tendremos que pagar este gasto todos los abderitanos y abderitanas”.

Booking.com

En cuanto a las irregularidades, la concejal socialista Eva María Quintana ha explicado que “al concurso del contrato solo fueron invitados, en un principio, cinco arquitectos de la provincia. Al mes siguiente se avisó a los profesionales de nuestro municipio a los que, en algunos casos, se les dio un plazo diferente para presentar la oferta”. Ante estas anomalías, el Colegio Oficial de Arquitectos, que vela por el correcto funcionamiento de la profesión, “al conocer esta situación presentó un escrito en el Consistorio en el mes de marzo pidiendo personarse y conocer el expediente de dicha licitación pero aún no han recibido contestación”, un hecho que alienta al PSOE a pensar que “estas no sean las únicas irregularidades del proceso de licitación”.

Así mismo, Quintana no entiende que se utilice un “simple” contrato menor para esta actuación cuando en “la orden por la que se regulaba la concesión de ayudas para financiar este tipo proyectos en materia de urbanismo, estaba valorado en más de 100.000 euros, lo que lo convertiría en un concurso público”. “Al utilizar un contrato menor, el PP no solo está volviendo a hacer uso de los contratos a dedo sino que está anunciando que el proyecto va a ser mínimo, lo que al final derivará en otros contratos para realizar ampliaciones que acabarán costando más dinero a los abderitanos”, afirma la edil.

Por otro lado, Eva Quintana asegura que estas no son las únicas irregularidades que han observado en el área de urbanismo. “También están los expedientes eternos frente a otros que se agilizan rápidamente, estudios de detalle con procedimientos largos y caros cuando no deberían ser así, licencias de obra que no se obtienen hasta pasados meses y un sinfín de hechos que al ciudadano le está suponiendo pérdida de tiempo y de dinero”.

El resultado de esta situación para los socialistas es “una ciudad estancada, que no crece, ni avanza, donde los profesionales del sector se ven afectados y las arcas municipales disminuidas. Todo por culpa de la pésima gestión del PP y de una oposición tan culpable como ellos por no permitir el cambio que Adra necesita”.