El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Adra ha propuesto al equipo de Gobierno del Partido Popular que el Consistorio asuma el servicio de la piscina municipal y lo preste, “en las condiciones adecuadas”, mediante un convenio de colaboración con el Club de Natación de Adra, con el fin de devolver a esta instalación la “dignidad perdida”. Tras haberse cumplido los plazos establecidos por solucionar la situación con la actual empresa concesionaria de este servicio y no habiéndose presentado nadie a la licitación del contrato para su gestión que ofertó el Consistorio, “nos encontramos en una situación de necesidad urgente e inaplazable que justificaría esta medida”, explican los socialistas.

Booking.com

En este sentido, la portavoz socialista, Teresa Piqueras ha lamentado que el concurso para la gestión de la piscina que salió a licitación haya quedado desierto “a pesar de los avisos que le hicimos desde el PSOE al alcalde, Manuel Cortés”. Así, Piqueras explica que, tras revisar los pliegos, “coincidíamos con el resto de empresas y asociaciones interesadas en que eran unos pliegos muy desventajosos y limitados para cualquier empresa y, por tanto, este hecho podía ocurrir”.

A pesar de ello, los socialistas aseguran que no quieren “tirar la toalla” y que la gestión de la piscina municipal quede en “zona desierta” por lo que proponen que el Ayuntamiento “tome las riendas y que, como servicio municipal que es, sea quien lo gestione bajo un convenio de colaboración con el Club de Natación que ya ha expuesto que estaría dispuesto a gestionar este centro”, aclara la portavoz socialista.

Trabajadores
En cuanto a la plantilla laboral de la piscina municipal, los socialistas han planteado que “por motivos de necesidad y urgencia” sea el Consistorio quien los asuma. “Según informe de intervención, el Plan de Ajuste al que está sometido el Ayuntamiento de Adra impide nuevas contrataciones excepto casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables”, una situación que se corresponde con el “drama” que sufre el servicio de la piscina municipal y que “debe ser resuelto de manera inmediata para frenar el abandono y el perjuicio que está causando tanto a trabajadores que no saben qué va a ocurrir con ellos, como a los usuarios que están a la espera de saber si podrán renovar sus clases”, afirma el PSOE.
“Actualmente los servicios que ofrece el recinto de la piscina municipal son deficientes, los equipamientos deportivos son muy escasos y no hay agua caliente, toda una irresponsabilidad por parte del equipo de Gobierno del PP que ha hecho que este centro esté en estos límites”, sentencian los socialistas.