El director del Departamento de Filología Griega y Filología Eslava de la Universidad de Granada (UGR), Pedro Pablo Fuentes, ha instado a la Consejería de Educación a permitir que los alumnos del IES Abdera de Adra que desean estudiar la asignatura de Griego I puedan hacerlo.

Booking.com

Así se expone en una carta remitida a la consejera de Educación, Sonia Gaya, y los directores generales de Ordenación Educativa, Planificación, Profesorado y Gestión de Recursos Humanos de la Junta de Andalucía.

«Como director del Departamento de Filología Griega y Filología Eslava de la UGR, y ante la situación de agravio que sufren los alumnos afectados por la no impartición en el presente curso académico de la materia de Griego I en el IES Abdera de Adra, es mi deber, en nombre de todos los profesores y alumnos del Departamento y en el mío propio, hacerles llegar nuestra más firme queja», ha dicho.

 

 

Además de mostrar la «más profunda preocupación» de este colectivo por el asunto, Fuentes señala que se adhieren «en todos sus términos al reciente comunicado emitido por la Comisión Ejecutiva de la Sociedad Española de Estudios Clásicos».

«Instamos, pues, a todas las autoridades de la Consejería con responsabilidad en este asunto a que, a la mayor brevedad posible para no seguir prolongando más este agravio del todo injustificado, reconsideren su decisión y permitan que los alumnos del IES Abdera que desean estudiar esta materia de Griego I fundamental para su formación humanística puedan hacerlo con normalidad», concluye.

El comunicado de la Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC) al que hace referencia Fuentes, recoge que «no es admisible que habiendo siete alumnos matriculados en la asignatura troncal de opción Griego I, y teniendo la profesora que debía impartirla holgado horario para asumir la docencia de las materias de su especialidad, se le asignen a ésta cuatro horas de Lengua Española».

Señalan que el centro dispone de otros especialistas que pueden impartir esta última asignatura y no hacerlo «a costa de la deliberada eliminación de una materia tan vertebradora del Bachillerato humanístico como el Griego».

«A pesar de lo injusto de la situación, que priva a siete alumnos de cursar la materia que desean y necesitan, y que obliga a la profesora a impartir materias que no son de su especialidad, todos los escritos y recursos planteados, siguiendo los cauces oficiales, no han surtido efecto», lamenta la SEEC.

Asegura esta entidad que desde la implantación de la LOMCE, «con demasiada frecuencia se vienen produciendo situaciones en las que los centros sacrifican materias minoritarias, aunque importantes, a costa de privar a los estudiantes de sus legítimas expectativas de formación» y que en concreto la oferta del Griego «está sufriendo de un modo especial una alarmante merma».

 

 

«Desde la SEEC hemos estudiado la situación centro por centro a lo largo de todo el país, y hemos podido constatar que la materia de Griego I, y por ende de Griego II, ha reducido en un 20% su impartición en los dos últimos cursos académicos», concluyen. EFE