Tras el operativo realizado de manera conjunta entre Guardia Civil de Almería y Endesa, los agentes han llevado a cabo la investigación de una persona, vecino de Adra, como presunto autor de un delito contra la salud pública, al encontrar en su poder una plantación de marihuana con 53 plantas, así como por un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Booking.com

Esta actuación es el resultado de la estrecha colaboración llevada a cabo entre Endesa y Guardia Civil, que de manera permanente trabajan para la localización de este tipo de anomalías en el suministro eléctrico, con la finalidad de garantizar, no sólo el suministro para el resto de usuarios, sino también la seguridad de los mismos, ya que las conexiones irregulares a la red eléctrica suponen un peligro para el resto de personas que viven en estas zonas.

Como resultado de esta actuación conjunta realizada en una de las barriadas de la localidad de Adra, se han detectado un total de 56 suministros eléctricos anómalos, viviendas que están cometiendo un delito de defraudación de suministro eléctrico, el cual ha sido cortado por los técnicos de Endesa.

Dado que esta práctica está relacionada con el cultivo de marihuana, los agentes de la Guardia Civil han localizado una plantación de marihuana, con un total de 53 plantas en el interior de un cuarto comunitario de uno de los bloques de viviendas.

Tras las diferentes averiguaciones, la Guardia Civil identifica al propietario de la plantación, vecino del bloque de viviendas, el cual es investigado como presunto autor de un delito contra la salud pública, así como de un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Las diligencias instruidas por Guardia Civil se remiten al Juzgado de Instrucción nº 2 de Berja.