Los malos resultados en esta temporada tan irregular hacen que el cuadro almeriense tenga que apretar en las últimas jornadas para no perder la categoría.

Booking.com

El Adra Milenaria no está cuajando una buena temporada. Último clasificado en este Grupo 2 de la División de Honor en la que vuelve a participar, el equipo no termina de arrancar y conseguir resultados que le permitan mantenerse en la categoría, lo que comienza a ser una situación complicada.

Como colista de la clasificación, el Adra tiene como objetivo alcanzar al Arenas de Armilla para salirse de los puestos de descenso. Y no cabe duda de que tiene tiempo y plantilla como para lograrlo, aunque no se debe tardar mucho en conseguir varias victorias seguidas si no se quiere perder la oportunidad de pelear por la salvación.

Y es que, las últimas jornadas han sido muy duras para el Milenaria, pues ha acumulado una racha de varias derrotas y empates que apenas le ha permitido sumar puntos, lo que hace que se haya terminado de hundir como farolillo rojo en la tabla. Cierto es que son entendibles las derrotas ante varios de los mejores equipos de este Grupo 2, como ante el Vera, el CD Athletic de Coín o frente al Villacarrillo FC, pero vista la situación del equipo, ya no se pueden poner excusas y los triunfos han de llegar sea cual sea el rival.

A pesar de tener una gran defensa, el gran problema del equipo abderitano está siendo el ataque. A sus futbolistas les está costando especialmente esta temporada ver puerta y su falta de puntería le ha pasado factura en más de una ocasión en la que se han merecido sacar algo más positivo del encuentro.

La permanencia para reinventarse y pelear por el ascenso

Pero, llegados a este punto, solo queda tirar del carro y afrontar con valentía lo que resta de campaña. El Milenaria cuenta con hombres capaces de sacar adelante esta complicada situación para volver a mantenerse en la División de Honor andaluza y reinventarse el curso próximo para retornar a ser un favorito al ascenso en alguna casa de apuestas como lo es el Almería de cara al ‘play-off’ de ascenso a Primera División. En su caso, el objetivo más ambicioso pasa por formar en los próximos años un bloque que compita por subir a Tercera División.

Queda mucho camino por recorrer. De ahí que sea primordial, sobre todo, mejorar los registros anotadores y evitar quedarse a cero a partir de ahora. La marca de 51 goles de la temporada anterior en esta misma categoría supone una buena muestra de que los abderitanos pueden dar en este aspecto, clave en su intento de mantener la categoría.

Además, el otro gran problema para solucionar ha de ser los partidos en casa. Allí, en Adra, el Milenaria ha de ser mucho más regular y evitar que los equipos que lleguen se lleven algún punto, pues todos deberían acabar sumándose en su casillero.

Por todo esto, si se logra trabajar en esa línea y el conjunto almeriense da el paso adelante que le toca para buscar el milagro, no cabe duda de que la posibilidad estará ahí, pero los resultados tienen que comenzar a llegar cuanto antes, pues cada jornada que pase y el Milenaria no haya ganado, habrá cavado un poco más su agujero hacia el descenso.