El pasado día 7 de agosto, agentes de la Guardia Civil de Almería, llevan a cabo la detención de G. L. L., de 60 años de edad y vecino de la localidad de Adra (Almería), como presunto autor de dos delitos diferentes de hurto por valor de 30500 euros.

Booking.com

Las detenciones son el resultado de la actividad que desarrolla la Guardia Civil en la investigación de delitos relacionados en el marco del Plan contra los Robos en Instalaciones Agrícolas y Ganaderas en la provincia de Almería. Los agentes de la Guardia Civil comienzan sus actuaciones recopilando la información que el denunciante aporta sobre los hechos, encontrando en el desarrollo de la investigación varios aspectos singulares que llaman mucho su atención.

En primer lugar, los agentes toman nota de los códigos de identificación de las colmenas sustraídas y siguen indicios que les llevan al lugar donde han sido trasladadas parte de las colmenas sustraídas, allí observan como existen colmenas con los laterales pintados y con otro código de identificación escrito, en un intento por parte del autor de borrar los datos identificativos que de forma original le correspondían.

Del mismo modo se observa que la mayoría de las colmenas localizadas tienen masilla tapando datos, por lo que los agentes de la Guardia Civil utilizan medios de protección específicos y comprueban que la masilla colocada cubre diferentes códigos de identificación. Es de resaltar, que de todas las colmenas encontradas hay sobre 100 colmenas muertas, habiendo fallecido en torno a cuatro millones de abejas debido a la deficiente manipulación y nulo mantenimiento de las mismas.

Los agentes de la Guardia Civil observan como hay colmenas de diferentes apicultores, y continúan recabando información sobre sus legítimos titulares, averiguando que otra víctima había denunciado con anterioridad el robo de 178 colmenas valoradas en 22.140 euros de las que parte se encuentran en el lugar.

Por lo tanto a este momento se han sustraído 238 colmenas valoradas en 30.500 euros.

De las investigaciones realizadas, los agentes localizan colmenas sustraídas que sus propietarios no habían denunciado el robo. Durante los días posteriores, se fueron recuperando colmenas sustraídas en término municipal de Dalías, colmenas a las que le han suscrito el código de identificación de un apicultor concreto.

Dicho código y las características del camión en el que traslada las colmenas sustraídas va cerrando el cerco sobre la identidad del autor, dándose la circunstancia de que al realizar la inspección ocular en el lugar donde las colmenas fueron sustraídas, los agentes de la Guardia Civil observan una rama de un gran almendro fracturada, fractura que sólo podía producir un vehículo de grandes dimensiones. En la inspección del camión propiedad del autor los agentes de la Guardia Civil localizan vestigios que indican que ha sido el vehículo que ha impactado contra el árbol en el lugar de la sustracción.

Tras reunir toda la información e identificar al autor los agentes de la Guardia Civil, gracias a la colaboración ciudadana, llevan a cabo la detención de G. L. L., de 60 años de edad y vecino de la localidad de Adra, como presunto autor de dos delitos diferentes de hurto por valor de 30.500 euros.

En el último año y medio (2017/2018), la Guardia Civil de Almería ha llevado a cabo 700 actuaciones relacionadas con el sector apícola. 579 vigilancias preventivas, 84 hechos penales (hurto/robo) y 37 infracciones administrativas a la normativa sanitaria y zeotécnica. En este ámbito se ha investigado o detenido a 7 personas, recuperando 500 de 930 colmenas sustraídas.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con el detenido, han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de El Ejido.