La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible se suma a la celebración del Día Mundial de los Humedales con la organización de diferentes actividades de sensibilización sobre la importancia de estos enclaves y los beneficios que reportan frente al cambio climático en distintos lugares de la Red de Espacios Naturales Protegidos. No en vano, este año la conmemoración de la firma del Tratado de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente cómo Hábitat de Aves Acuáticas, más conocido como Convenio Ramsar, se lleva a cabo bajo el lema ‘Los humedales y el cambio climático’.

La consejera de Agricultura, Carmen Crespo, consciente de la importancia de este día y la riqueza que estos espacios naturales y protegidos aportan a la comunidad autónoma andaluza, ha visitado una de las zonas más significativas de la provincia de Almería, la Reserva Natural de La Albufera de Adra. Se trata de “un valioso humedal y un lugar privilegiado para la invernada, nidificación y migración de aves acuáticas” que está catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Importancia Comunitaria dentro de la Red europea Natura 2000. Le ha acompañado en su recorrido el alcalde del municipio abderitano, Manuel Cortés, y varios concejales de la corporación municipal.

En el transcurso de la visita, la titular de Medio Ambiente del Gobierno andaluz ha recordado que “Andalucía es la principal comunidad autónoma española en albergar en su territorio espacios naturales y protegidos, cuyo principal atractivo radica en su diversidad paisajistica y microclimática al combinar serranías y playas, desiertos y marismas, vegas y campiñas donde se alternan los cultivos mediterráneos o dehesas”. Cuestión que, sin duda, “tiene muy presente el nuevo Gobierno andaluz de cara a impulsar una política sostenible, eficaz que nos haga avanzar en los objetivos de Europa, teniendo presente,también, que debe ser a la vez compatible con nuestro desarrollo agrícola, ganadero y pesquero, así como con la realización de actividades económicas que vengan a generar empleo y riqueza, tales como el turismo de naturaleza”.

A este respecto, la consejera ha anunciado la inminente elaboración del Plan Andaluz de Acción por el Clima, que contemplará medidas efectivas para luchar contra el cambio climático. Asimismo, Crespo ha ensalzado el valor biológico que representa para Andalucia este tipo de humedales que favorecen la conectividad ecológica, al ser espacios esenciales en la estabilización de gases de efecto invernadero (GEI) y en la reducción de los efectos del calentamiento global.

La comunidad andaluza cuenta actualmente con 221 humedales, que abarcan una superficie de 140.555,82 hectáreas. De ellas dependen para sobrevivir el 66% de las especies amenazadas de Andalucía y son refugio de muchas especies singulares de plantas e invertebrados. Con las actividades que está desarrollando la Junta de Andalucia se pretende resaltar la importancia de su preservación.